N

La Palabra y la Oración


ag11-35


La voz es la materia sutil por la que comunicamos nuestros contenidos interiores.

El poder de la voz cuando es unida al poder de la oración, forman un cúmulo de energías capaces de transformar la vida y el destino. La voz provee de la fuerza de voluntad y la oración provee la fuerza del corazón. Aquellas personas que no tienen voz, ya sea de nacimiento como por alguna causa que la hayan perdido, cuentan también con otro poder igualmente eficaz que es la voluntad y la exacerbación de los otros sentidos, entre los que tenemos la energía irradiada por la piel. Son las manos, el suave movimiento de las manos que transmiten un mensaje a través del espacio. 

Todos deberíamos aprender a comunicarnos a través de los símbolos producidos por las manos, de esta manera integraríamos a nuestra cotidiana vida una comunicación más rica, más fluida con aquellas personas que carecen de voz.

La telepatía es una realidad. No podemos negarla en estos tiempos, ya demasiadas comprobaciones hemos tenido a través de miles de millones de vivencias, cada uno debe manifestar con la voz y la palabra aquel deseo o pedido a Dios, pero cuando falta la voz, debes desarrollar otros sentidos, pues bien puedes comunicarte con Dios en el silencio y la meditación. Si lo deseas puedes hablar con las manos ante la luz irradiada del sol o de una vela en la soledad de tu habitación. Usa el vuelo de tus manos para hablar con Dios, ¡vuela con tus manos!


Las velas son instrumentos nacidas de aquella primera luz que el ser humano logró encender en los albores del tiempo. Aquella luz que sirvió para iluminar una caverna no se ha apagado, todavía está ardiendo en todos los fuegos y cuando es encendido con el poder del amor, ese fuego no se apagará, transmitirá al cielo una parte de tu alma y esa parte volverá a ti con la respuesta de Dios.

Las velas deben ser hechas con cera de abejas o de parafina, no se deben usar aquellas hechas con grasa animal, pues contienen en su base energética dolor, tristeza y amargura dejados por el animal en su sacrificio. En cambio las de cera de abejas son el resultado de un trabajo lento y prodigioso. Son las mejores.


Utiliza un color de velas cuando quieras sintonizar con las virtudes y cualidades especiales del Espíritu, no hay nada malo en ello, solo evita usar el color negro en las velas, pues esa es usada para invocar espíritus de otra naturaleza. Normalmente el color blanco de las velas es el correcto para invocar la protección de nuestro ángel.

He aquí sus correspondientes colores:


MIGUEL: Azul para justicia. Rojo para fortaleza.

RAFAEL: Verde para sanación, amarillo para claridad mental.

GABRIEL: Rosa para sentimientos, familia, blanco en caso de ayuda.

URIEL: Dorado, amarillo para paz, armonía, rubí para trabajo.

QUERUBINES: Blanco cuando se necesite iluminación, claridad de pensamiento.
 
TRONOS: Índigo - Violeta para obtener buenos rendimientos en exámenes, negocios claros. Para buscar la pureza de corazón en las personas.

SERAFINES: Lavanda cuando tratamos de obtener aprobación de nuestras obras para la comprensión, amistad, confianza.

DOMINACIONES: Azul propicio para las abundancias materiales y espirituales, compasión, caminos rectos.

PRINCIPADOS: Naranja - Rosados para la claridad psíquica, celos, sentimientos egoístas.

POTESTADES: Tonos Verdes para entender mejor los nuevos caminos, aventuras exitosas, triunfo, elevación y fuerza.

ARCANGELES: Celeste para obtener gracias espirituales, aportan alegría y bienestar, protección y auxilio en momentos difíciles.
 
VIRTUDES: Amarillo oro, inspiración, dones espirituales, armonía y sinceridad.

ÁNGELES: Rojo - Rosa ayudan a volver a empezar, renacimiento espiritual, discernimiento. 


Para establecer un contacto con los ángeles, es necesario tener una predisposición abierta hacia ellos y hacia Dios. No olvidemos que la adoración se la debemos a Dios. Los ángeles son los encargados de direccionar nuestros esfuerzos en pos del bien y acercamiento a la fuente universal del amor. 

Por esto es importante conservar nuestro espíritu en humildad, lo cual no significa humillación, he ahí una confusión, la humildad está conectada con la más pura inocencia del alma, pues es la parte de nuestro ser que conserva la visión del cielo y de sus ángeles. Humildad significa reconocerse como seres al servicio de Dios y no de nuestros caprichos.


Al orarle a Dios a través de nuestros ángeles debemos tener un sentido de pertenencia a su reino, es decir, ser atentos y respetuosos ante su presencia y por su oficio, creer, tener fe, esperanza, abrigar amor universal en el corazón y sobre todo saber que son nuestros compañeros, consiervos nuestros al servicio de Dios.


Es preferible estar unos minutos en silencio y meditación antes de encenderle una vela, con las manos cruzadas y en posición de recogimiento. Esto es muestra de nuestros esfuerzos en el establecimiento de un contacto con nuestro ángel y ayuda a la conexión con los planos superiores.


Es bueno tener una imagen del ángel para concentrar nuestros pensamientos en su presencia, luego se puede extender un pequeño mantel de color blanco y en el centro colocar la vela del color que corresponde al ángel, se pueden colocar algunas flores como ofrenda y un sahumerio suave que cree un ambiente de paz y armonía en el lugar.


La oración a utilizar puede ser creada con tus propias palabras o la siguiente:

"Dulce ángel de mi Señor,
te invito a participar en mi vida
como activa presencia en mi camino
Dame una señal de tu compañía y
haz que yo aprenda el camino del amor,
la verdad y el perdón como un buen hijo de Dios.
Acepta mi ofrenda que es dada con el corazón,
Alcánzale a Nuestro Padre Eterno mi pedido
(....mencionar el pedido...)

Gracias por acudir en este momento y
asísteme en todo tiempo para cruzar
los caminos desconocidos por el que deba andar
Agradezco tu asistencia y no me dejes caer
en tentaciones impuras

Amén.

Si vas a pedir algo para otra persona trata de solicitar ayuda al ángel que le corresponde a esa persona por el día de nacimiento y háblale como a un amigo con el que te comunicas para darle tu energía y buena voluntad en el auxilio hacia esa persona que necesita de una ayuda.

Termina siempre tu sesión con agradecimiento hacia el ángel y a Dios que te ha puesto en la vida con un ángel que camine a tu lado.


© Miguel Ángel Arcel

1 comentario:

Nora Angela Pasquarelli dijo...

BELLISIMA PAGINA.. FELICITACIONES Y QUE EL AMOR SE DERRAME EN TODO EL MUNDO

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Loading...

Pon el reproductor en pausa al colocar los videos