N

Oraciones de los Ángeles de los Meses

signos

Los 12 Ángeles que rigen los meses del año simbolizan en conjunto el ciclo mayor por donde todo ser humano adquiere Consciencia de la Luz para irradiarla sobre sí mismo, su entorno y la materia. Estas Oraciones están recogidas en su totalidad del manuscrito original A.D.A.M.A. (Libro de Samahel).

11
Ángel de Enero
Oración Hanael o Anael

“La oscuridad ha ido menguando en mi ser y en él se ha ido acrecentando la luminosa llama de la Transmutación. ¡Oh Ángel Hanael! Socorre a los que te necesitan, allana los senderos de los que deseamos Caminar, enjuga las lágrimas de los que sufren ofreciéndonos el néctar de la Misericordia. Amén.
Los aspectos múltiples del hombre he reconocido en mí, y con ello he Sabido que todo ser viviente es YO MISMO. Lloro cuando otro llora, sufro con el sufrimiento de los que me rodean, me entristezco cuando la tristeza se asoma a los ojos de mis Hermanos de la naturaleza, y vivo cuando he sido consciente de la vida que florece por doquier. ¡Oh, Amor de amores! ¡Ojos de la Divinidad! ¡Primavera de la Juventud perdida! ¡Muerte que desemboca en Vida! ¡Sufrimiento que nos hace conscientes, reflexivos y experimentados!
¡Oh, Ángel que anida en los corazones desprotegidos! ¡Día de lágrimas y Noche de ensoñaciones irreales! Yo te invoco por el Santo Nombre Indeleble para que tu signo y tu señal sean un bálsamo en mí el cual repartir para los necesitados. ¡Oh, Ángel de los múltiples Aspectos que me conforman, seme propicio para el amor e intolerante con la injusticia! ¡Hazme que sea el albergue para cuantos en mí se desean cobijar, el alimento de los que tienen Hambre, y el Reposo para los que necesitan Descansar.
Amén. Amén. Amén”.

6
Ángel de Febrero
Oración Gabriel

“En el Nombre de la Espiritualidad siempre Virgen, yo te invoco Gabriel. En el Nombre del Segador, yo te invoco Gabriel. En el Nombre del Gran Sol, yo te invoco Gabriel. Ven pronto hasta mí e imprégname con tu Virtud Cósmica haciéndome fructífero en mis decisiones sabias, haciéndome fuerte en mis Compromisos, haciéndome veraz en mis palabras y mis acciones. En tu Valentía confío, ¡Oh Ángel de la tierra que destrona a la Mentira, la Pereza y la Indecisión! y en esa tu Sagrada Virtud me regocijo cual colaborador de la Inmaculada Energía de la que eres Investido por el Adonay, nuestro Señor.
Yo escucho a la Dama Blanca que se expresa en la gruta, el árbol, el aroma de la Virginidad, en el frescor del agua y en la Manifestación de la Primavera Celeste; yo seré su Velador y me Uniré en tu Rueda de las firmes Afirmaciones y las firmes Negaciones. La Confianza será mi bandera, mis Compromisos serán mi estandarte, y mis Decisiones coherentes serán mi fortaleza.
Amén. Amén. Amén”.

12
Ángel de Marzo
Oración Barachiel o Barquiel

“Seré flor de otoño si en mí no Comprendo tu nombre, Ángel Barachiel; pues Moriré sin haber Florecido: por eso hoy invoco tu Sonido que me hace ser fuerte y sabio en la Ley Oculta del Edén. Pido al Ángel Superior Laopusem me conceda obtener la Clave que abre la conciencia de la Puerta cerrada, para así penetrar en los Aposentos donde moran los Sentimientos Elevados y la Profundidad de Conocimientos.
Sé que la gran Clave es mi retorno hacia lo sensible, sublime y sencillo: Sé el arca que guardo celosamente y que a veces olvido donde la deposité. ¡Oh, Ángel de la Purificación! Hazme recordar el camino hasta llegar donde la escondí, pues sin ella me encuentro desprotegido, desnudo y perdido. Los Fuegos de tu Revelación consumen mi espíritu en el deseo de poseer la Tranquilidad que anhelo, pues sólo con calma podré cambiar mis penumbras en luces que marcan el Camino de los que me rodean. ¡Hazme antorcha y faro de mí mismo y prometo cambiar mi entorno en la Transmutación que representas en la Espiral de los Días! ¡Barachiel, ilumíname! ¡Barachiel, acompáñame! ¡Barachiel, consuélame! ¡Que las Virtudes Eternas que te rodean estén conmigo!
Amén. Amén. Amén”.

1
Ángel de Abril
Oración Marchidiel, Maquidiel, Malchadael o Machidiel

“¡Gloria en el Cielo y en la Tierra sean dadas a la Energía cuyo nombre nos hace Renacer de las cenizas de la experiencia! ¡Gloria sea dada al Ángel Marchidiel en el ciclo de la Cadena de Doce Eslabones que simboliza mi vida y la de todos los seres con ánima! Espíritu puro, dador de los Beneficios Espirituales que conservan la Radiación Universal en tu semblante, te pido que me Visites en cada día de mi vida a fin de que Comprenda las pruebas a la que ésta me somete, sin oponer mi normal resistencia humana. ¡Ángel del doceavo rostro sin mácula, perfecto en su Virtud que me fue insuflada por el Innombrable!
¡Ven raudo y veloz a mi llamada cual suspiro Eterno del Espíritu Santo! ¡Hazme renacer día a día en la Resurrección del cambio! ¡Hazme morir día a día en la muerte de lo pasado, lo antiguo y lo desechable! Que las tres Bendiciones de la Trinidad en la Luz estén conmigo. Que las tres Bendiciones de la Trinidad en la Tierra estén conmigo. Que las seis Bendiciones en la Unidad sean mis consejeras, guías y Maestras en todo pensamiento, palabra, obra y omisión. Que la Bendición del Único me Restablezca en su Emisión diáfana que lleva por Nombre Marchidiel.
Amén. Amén. Amén”.

7
Ángel de Mayo
Oración Asmodel-Hamabiel

“En el Nombre del Adonay, mi Supremo Señor, yo convoco con mi Silencio simbólico al Ángel del Arrojo, de la Prudencia, de la Disciplina, del Ímpetu en la Lucha por la Vida celeste y mundana, a fin de que su Energía de Vida penetre en mi mente, mis oídos, mis ojos, mi intuición y mis palabras para que todo se traduzca en las acciones perfectas que yo como Caminante deseo mostrar.
Yo soy el camino que conduce hasta las frescas veredas de la Verdad, la Confianza y la Libertad: ¡Ámame, oh Ángel de la Prudencia, para que convivamos en Eterna Armonía Admirable! ¡Oh Asmodel, cuyo nombre que conozco hace temblar mi ánima! Otórgame ser el recipiente inconmensurable de virtudes y regalos de Armonía del cual todo ser viviente escoge según sus necesidades. Yo seré, y en esto me comprometo, fiel guardián de las Semillas del Amor, la Conciencia y la Libertad, sembrándolas en terreno fértil y abonado: ésta será mi obra en el mundo.
Amén. Amén. Amén”.

2
Ángel de Junio
Oración Ambriel

“En mi mente Cósmica veo la Gruta de la Fecundidad, el aroma de la Fuerza que es arrastrada por el viento, el Árbol Sagrado que ahonda sus raíces en la tierra fértil de la Comprensión, el susurro cristalino de las Emociones al saltar de peña en peña, y la luz cegadora de la Revolución del Amor. Mi pasado ha muerto por inanición y he Resucitado a la Sabiduría que ahora se manifiesta en mi corazón con la Energía verde de Ambriel.
Tómame en tus manos y haz que explosione en miles de Chispas de Comprensión; así estaré en el interior del corazón de todos los humanos. Tómame en tu corazón y haz que implosione para así adentrar los Símbolos vivos e Inertes en mi alma cual estrellas en el momento de su muerte. ¡Oh, Ambriel, Ángel del rostro de la dulzura, de la Maternidad de la Naturaleza y del beso de Flora, seme eternamente Propicio, dulce y tolerante! Hazme brotar nuevo y fuerte en este nuevo período de la Gran Rueda del Ciclo de mi existencia.
Amén. Amén. Amén”.

8
Ángel de Julio
Oración Muriel

“Convoco a la Gran Energía que une Arriba y abajo, para que en su Equilibrio despierte en mí la Acción necesaria con la que hacer un mundo mejor y más agradable. Convoco hoy al Ángel Muriel para que penetre en mi alma y en mi espíritu y así haga brotar en mí el agua cristalina del Entusiasmo para acometer cualquier trabajo y empresa.
El perfume de la Pureza impregna en este momento mi cuerpo atrayendo hacia mi mente el ansia de la Comunicación que mi boca es incapaz de pronunciar a causa de su Inconmensurabilidad. Dual soy en mi esencia, ¡Oh Ángel de la Flor blanca que florece de la mansedumbre! y hoy me abro a tu Energía para que me otorgues las Virtudes que nacen por ti.
Amén. Amén. Amén”.

3
Ángel de Agosto
Oración Verquiel o Verchiel

“El Ángel de mi Señor el Innombrable hace presencia en este Ciclo de mi vida, y con él comulgo en la Creación, la Manifestación de la Sabiduría y el Mensaje intemporal de Vida en la Eternidad. Amén. Amén. Amén. Verchiel, Virtud eterna que se refleja en la nívea semblanza de los Ángeles lunares, ven hasta mi presencia y hazme partícipe de la Maternidad Celeste y el Amor Puro.
Hazte presente en mí y líbrame de las semillas que atormentan en ocasiones mi alma que desea henchirse cual flores que tachonan mis acciones. Te invoco porque Conozco tu Nombre y en él me regocijo como el ser Vivo que busca la mano Protectora de la Gran Potestad que nos Bendice sin retener, sin aminorar y sin quitar la Libertad. ¡Verchiel, Verchiel…que el Carisma de tu singular Energía esté siempre en mis momentos de zozobra y de oscuridad cual lámpara que aleja la sombra!
Contigo descubriré lo desconocido, contigo apagaré mi Sed, contigo haré más llano mi Camino, contigo alcanzaré las bendiciones de los Maestros que descansan en los prados de la sapiencia Universal. ¡Suave bruma nacarada, abrázame! ¡Resplandor hecho de espuma, límpiame! ¡Susurro de la profundidad, hazme guardar el silencio para que sea reconocido como “El Prudente”! ¡Yo te invoco desde mi corazón para que seas el huésped de mi Morada Anímica! ¡Vive en mí!
Amén. Amén. Amén”.

9
Ángel de Septiembre
Oración Hamaliel o Amaliel

“Me he visto en el Espejo de mi vida y hoy he comprendido que debo Amarme sin oponerme, pues he Sabido que Amaliel me ha llenado con su luz adamantina cual crátera de esplendoroso diamante. ¡Alabado sea el Nombre Universal por haber hecho de mí el recipiente de su pequeña Luz en la cual se pueden fijar los ojos de la sencillez! La Sabiduría del Amor me ha hecho comprender que esta consciencia me permite suavizar mis fallos, mis aristas, mis máculas, mis complejos sentimientos bajos y mis secretos impronunciables:
Hoy sé que estoy Perdonado porque he sabido que me he perdonado. La Misericordia del Impronunciable Señor de todas las cosas visibles e invisibles mora en mi corazón y ha impregnado mi alma, y mi consciencia hoy festeja con inconmensurable alegría este regalo que me era pertenecido desde siempre. ¡Gloria a este hallazgo que estaba tan oculto que no podía sospechar de su existencia! Hoy me baña la Honestidad, la autoestima, el Honor y la dicha; pues he sido liberado -a causa de la Comprensión de mi alma- de las cadenas que me han hecho corregir mi equivocada actitud ante las flaquezas mías y de mis semejantes. ¡Que el auto perdón esté conmigo! ¡Que el perdón esté con todos los que conozco!
Amén. Amén. Amén”.

4
Ángel de Octubre
Oración Uriel

“En el Nombre de las Tres Manifestaciones cuyo misterio sólo es desvelado a los Sabios yo te invoco, Energía de Uriel, para que inflames mi alma toda y mi inteligencia para atisbar los rayos de tu áurea Luz. Deseo tomar parte en la ignición del mundo y en su Iluminación Espiritual como un artífice más de esta gran Obra de Revolución en el Amor.
Deseo subir al carro luminoso que surca las Esferas de los Universales lugares de acción y reacción donde se manifiesta el gran Sol que alumbra a todo ser sin importarle su condición, ni su procedencia ni su capacidad. ¡Heme aquí, Señor del Fuego el Grial, convertido en cordero manso en la contienda y en león fiero durante la paz! ¡Luz de la inteligencia, antorcha del Saber, reflejo de la Resurrección a un lugar nuevo! Penetra en mí y hazme antorcha y luz entre los opuestos!
Amén. Amén. Amén”.

10
Ángel de Noviembre
Oración Barkiel

“El Todopoderoso, en su Sonido, te exhaló para que con tu Energía impregnases el agua, la tierra, el viento y el fuego que están regidos por la Energía del Amor; así fue tu génesis, ¡Oh Ángel Barkiel! Gotas de emociones salpican desde ese día nuestra alma; elementos de materia nos componen en nuestra densidad perecedera, moléculas de espíritus puros revolotean desde nuestro interior hasta nuestro exterior en la música que compone nuestras existencias, y lenguas de ígneas chispas iluminan nuestra memoria para alcanzar la Gran Memoria.
En esto somos reconocidos como Hijos de la Luz y lámparas de los caminos tortuosos. Ábreme ante mis ojos el Libro de la Sabiduría cuyas páginas están tachonadas de gemas y piedras preciosas, de sonidos, de colores, de formas y de Planos y sellos que garantizan mi Aprendizaje; muéstralo y haz que mi visión sea nítida y sin distorsiones según mis conveniencias. Prometo, por tu Luz Rosa, que declararé con verdad plena la realidad de todo cuanto haya aprendido, sin matices extraños, sin palabras tibias y sin elucubraciones de egoísmo u orgullo.
Barkiel, presérvame, yo te lo imploro, de toda mácula que no me haga aparecer blanco, luminoso e irradiante. La Vida pasa, el tiempo pasa, el espacio es un sueño, pero tu Realidad en mí será Eterna porque Eterno es el soplo con el que te dio origen el Adonay y del cual ahora tomo como guía y sostén. Soy la oración que es emanada de los sentimientos del alma que asciende hasta los Espacios. Soy gruta donde germina la Vida y cual atanor transmuta la muerte de la Vida. Soy el Sentimiento puro y argentino cuyo semblante es Cuatro y cuya Emanación conduce a la Limpieza de él mismo. Soy la lámpara de las siete virtudes que en mí existen y que se alimentan con el óleo de la Sabiduría y el Conocimiento. Ven hasta mí, Barkiel.
Amén. Amén. Amen”.

5
Ángel de Diciembre 
Oración Adnaquiel o Adnachiel

“Alado con el misterio estás, bendito Ángel Adnachiel. Deseo mirar con tus ojos que ya son los míos. Deseo escuchar con tus oídos que son los míos. Deseo hablar con tu boca que es la mía. Mis pies caminan por tus veredas de bondad y de justicia, y mis manos obran tus acciones que están consagradas al Innombrable. Hazme a causa de mis pensamientos, palabras y obras, sencillo como la Naturaleza, sublime como la atmósfera y luminoso como el Sol que proyecta las sombras que lo hacen brillar.
Mi realidad ya no es tal desde que he comulgado con la Sabiduría, pues veo que todo a mí alrededor ha cambiado en mi percepción y a causa del hallazgo de los Tesoros Ocultos que se me han mostrado. ¿Qué fortificación estará ahora más defendida que mi alma? ¿Qué ánima puede estar ahora más Sana que la que habita en tu Fortificación?: Dios, el Infalible, lo Sabe y por tus labios me lo ha comunicado, pues yo así te lo he suplicado en Mí. El Éxtasis Místico he comprendido, pues ahora sé que todo estriba en la sencillez, en la falta de artificiosidad, en las pequeñas vivencias cotidianas y en la normalidad: Tú eres el Milagro en mí; yo soy el milagro por ti en Dios Único. Que el Todo bendiga a la Virtud de Adnachiel que existe en todos los seres.
Amén. Amén. Amén”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

la esperanza es la luz del alma no dejes que se apage

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Loading...

Pon el reproductor en pausa al colocar los videos