N

10 Consejos para escuchar la Voz de Dios. Consejo 8: Jugando y Pasándola Bien

jesus51

Para la mayoría de nosotros, escuchar la Voz que habla por Dios, estar en el camino, servir a Dios y cosas por el estilo, es algo muy serio.

Y digo esto porque es estresante, debido a que nuestra culpa es muy densa. Es algo muy serio, no queremos hacer las cosas mal, queremos ser amados por Dios, no queremos cometer ningún error, queremos ser exitosos, queremos que las cosas sean lo mas fáciles posible, queremos cumplir con nuestro propósito.

Estas cosas son importantes para nosotros y como tales, las tomamos con mucha seriedad. Y tengo que admitirlo, me siento culpable de tomar estas cosas con tanta seriedad. En muchas ocasiones de vida o muerte, qué dirección tomar, en qué dirección ir, si no escuchaba Su Voz inmediatamente, todo había sido en vano. Me rendía a la frustración, a las lágrimas y a la ira. Me sentía desesperanzado.

Pero la verdad es que si caminamos este camino espiritual con temor y culpa, con preocupación y ansiedad, lo único que conseguiremos es que sea más difícil, que sea más arduo y que no sea divertido para nada. ¿De dónde crees que proviene la expresión “iluminarse”?

Literalmente, proviene de la luz que somos. Dicha, pasión, felicidad, expansión, son todas cualidades de la verdad, de Dios del Espíritu Santo, de la parte de nuestra inocencia que no teme, que sabe de nuestra perfección, que no se desvela por los resultados sino que descansa en la Paz de aquello que en verdad somos; somos el amor que Dios ha creado.

Por lo tanto, seguir un camino espiritual y escuchar la Voz que habla por Dios no implica seriedad, sino más bien por iluminación. Y créeme, sé bien que esto no es siempre la cosa más fácil de hacer, especialmente cuando esas cosas son muy importantes para nosotros.

Sin embargo, sigue siendo cierto. Aligerar nuestra carga, disfrutar de la vida, jugar, no tomar las cosas con mucha seriedad. Tomar un tiempo libre para salir de vacaciones, para caminar en el parque, hacer cosas que son divertidas.

Estas cosas nos restauran al estado del ser que es nuestra herencia natural, que es nuestro estado natural. Y cuando somos restaurados a nuestro estado natural, podemos escuchar la Voz que habla por Dios sin esfuerzo, con claridad y certeza.

Nuestras mentes se aquietan y dejan de preocuparse por las cosas del mundo. Descansamos. Podemos estar muy activos, pasándola bien, pero nuestras mentes descansan, están en paz, y no están llenas de temor y culpa, sino que verdaderamente disfrutan de quien somos.

Tomarse un tiempo de nuestra agitada vida solo para divertirnos un poco y pasarla bien es sumamente sanador y es un buen canal para escuchar la Voz que habla por Dios con mayor consistencia en nuestra vida. Cuando Jesús dijo que teníamos que volvernos como niños, el espíritu de disfrutar de la vida era parte de ser como niños. También era parte la inocencia, la sorpresa y también incluye  los juegos que jugamos como niños.

Por lo tanto, ofrécete a ti mismo este regalo del juego, de aligerar tu carga, de disfrutar de ti mismo especialmente durante los tres próximos días al practicar esta idea.

Tómate un tiempo ahora mismo y piensa en lo que vas a hacer para alivianar tu carga, escríbelo en tu agenda o calendario y tómate el tiempo para realizar cualquier actividad que en verdad te permitan abandonar todo dolor y divertirte y ser sólo tu único ser.

Luego de ello, tómate un momento y pide consejo, pídele a Voz que habla por Dios que se comunique contigo.

Escucha en tu interior observa cuán fácil es escuchar, tener claridad y saber que es lo que mas te conviene.
Cuando jugamos, cuando nos divertimos, nos empujamos suavemente hacia nuestra mente recta y cuando lo hacemos, escuchar la Voz que habla por Dios se transforma en algo tan natural como jugar al igual que niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Pon el reproductor en pausa al colocar los videos